BIENVENIDOS

Después de perder mi terror tecnológico con el Facebook, me lanzo a la aventura definitiva, el plasmar mis vivencias, recuerdos y en otras ocasiones aventuras imaginarias. En este blog sin mas preámbulos, os doy a todos la bienvenida a este rincón del guerrero consciente.

domingo, 23 de diciembre de 2012

GENIN XII


Estoy saboreando el excelente café con leche de San Juan de Luz, a través de los ventanales se ve el puerto de la ciudad. El plomizo cielo del País Vasco Frances, proyecta una luz grisácea sobre el conjunto de barcos atracados frente a la cafetería donde me encuentro, el mismo lugar en el que tuve el último encuentro con Rafael mi jefe, de eso hace quince días, quince días, el tiempo que llevo en ETA.
Hace ya 48 horas, desde que realice la llamada al número de busca que tengo memorizado, mi único contacto con mi mundo real con mi verdadero yo. En estos días de absoluta inactividad, pues desde que acabamos Mikel y yo el cursillo con “Langile”, no hemos sido reclamados por la organización para nada, me ha dado tiempo para familiarizarme bastante con esta localidad, de manera, que en el mensaje al busca participe un listado de seis calles, el recorrido para una contravigiláncia, es decir yo recorrería por el mismo orden del mensaje dichas vías, una vez finalizado el trayecto, desharía el camino andado, la Guardia Civil colocaría Agentes a lo largo de todo el camino, que se cerciorarían de si estoy sometido a seguimiento o no.
Y solo en el caso de que no tuviese a nadie observándome, me reuniría con mi jefe para decidir el siguiente paso a dar, ahora que soy un terrorista. Ya camino por el recorrido establecido, que  parte exactamente de la puerta de la cafetería, me muevo a un ritmo lento y cadencioso, mirando escaparates, y fachadas de edificios modernistas que dan a la bahía. Si ando cambiando de ritmo y mirando hacia atrás constantemente, y estoy vigilado por ETA, llamaría la atención, al fin y al cabo no llego tarde a ninguna parte.
Bueno termine mi recorrido hace unos cinco minutos, y estoy frente a la cafetería sentado en los muelles, si estoy libre de vigilancia en cualquier momento recibiría una señal , si no es así , en el caso de que ETA todavía no confíe plenamente en mi historia, simplemente pasarían los minutos, y nadie se me acercaría, dándole vueltas a esto estaba, cuando un tipo de unos treinta años, con pelo largo rizado y una mochila a la espalda, se sienta en el mismo banco que yo, y comienza a hablar dirigiéndose con su vista a la nada, como el muñeco de un ventrílocuo.
-Soy Compañero, ves el edificio con fachada azul y blanca, que tengo a mi espalda ¿no?.
-Claro.
-Pues entra en el mismo, y llama a la puerta del segundo derecha, te están esperando.
 -Hola Rafael.
-Joder Jesús, llevas quince días sin dar señales de vida, no sabíamos si la cosa seguía en marcha o si habías dejado este mundo.
-Debo ser cauto, no mover ninguna ficha, hasta que no lo vi claro, no he mandado el mensaje.
-No si has hecho bien, pero no vuelvas a dejar tanto tiempo,  estábamos a punto de hablar con tu familia. Bueno al grano, ¿tienes algún informe de lo que has hecho este tiempo?.
En ese momento saco un par de cuartillas escritas a mano, que ocultaba en mis botas.
-Si tenga, aquí esta detallado al minuto, con pelos y señales estas dos semanas.
Para mi sorpresa, Rafael ni siquiera le lanzo una mirada a las hojas.
-Muy bien, ya nos iremos ocupando del análisis de todo lo que cuentes mas adelante. ¿Tienes alguna novedad importante, te han comunicado si vas a incorporarte a algún comando, has tenido alguna reunión importante, además de supongo el cursillo que habrás hecho?, algo importante o urgente.
-No, la verdad es que de momento nada, tras el cursillo, parece que se hayan olvidado de mi.
-Esas no tienen por que ser malas noticias, si estuvieras muerto serian malas noticias, mientras estés aquí la operación sigue en marcha.
-Gracias por su interés, yo también prefiero estar vivo, la operación y todo eso, ya sabe.
-No te mosquees joder, ya sabes lo que quiero decir.
-No. La verdad es que no lo se.
-Bueno señor susceptible, todo marcha bien,  pero es fundamental que no pierdas el contacto, ¿ de que serviría que te reunieras con el mismísimo número uno de ETA, si no nos enteráramos con antelación suficiente, y no pudiésemos montar un dispositivo, ya fuese de seguimiento o de detención?. Tienes que mantener el contacto, eso es crítico, se que estarás acojonado, uno no se infiltra todos los días en una organización terrorista. Pero hay que seguir el método.
-¿El método?, Rafael por dios, el Mando tiene que comprender que no me puedo levantar de golpe de una mesa, delante de cuatro etarras, y decir, “perdonad, si la lucha por Euskal Herria es fundamental, pero ahora necesito un teléfono público”. Se supone que he cortado con todo, que mi pasado para mi no existe, ¿qué explicación tendría, que intentara comunicarme con alguien?.
-Jesús, si no mantienes la disciplina de comunicaciones, no solo la operación es inútil, tu sacrificio es inútil, no sirve de nada que te estés jugando el cuello, si no sabemos lo que esta ocurriendo, podrías estar en el comando Madrid, o tener una cita mañana con Iñaki de Rentería (1), ¿de que sirve si no informas a tiempo?. Además es una orden joder.
Termino la reunión operativa, la primera desde que soy miembro de ETA, y curiosamente una de las mas decepcionantes, si esperaba palmaditas en la espalda, que me llamaran héroe, que dijeran que la patria duerme tranquila gracias a mi…etc. Si voy apañado, me han echado la bronca por no mandar con mas frecuencia mensajes a un número de busca. Como el niño que llega tarde a casa, hay que joderse, desde luego los verdaderos Agentes Secretos, no nos parecemos en nada a James Bond.
Vuelvo a pie a mi caserío, esperando que decide hacer ETA con mi vida, miro la acera, cada paso que doy, no se cual será el siguiente, ni siquiera depende de mí. Doy pasos vacíos, eso es, camino en el aire, y dependiendo de los vientos, mi vida ira a un lugar u otro, o finalizara.

(1) Iñaki de Renteria es el apodo dentro de ETA de Ignacio Gracia Arregui, jefe del aparato militar y líder de la banda, en la época en la que transcurre este relato, la primera parte de los años 90 del siglo pasado.

Fin del capítulo XII de Genin.
En Valencia (España), a diciembre de 2012.
Ernesto.

domingo, 9 de diciembre de 2012

RUIDO DE FONDO


Cuando llegamos había muy poco revuelo, en el centro de la calle frente al portal de la vivienda en cuestión, solo se encontraba la Patrulla de Policía Local que solicito la presencia de la  Guardia Civil,  y un varón de edad avanzada, que como supimos en breves instantes, resulto ser el hermano de la victima.
Dando un pésimo ejemplo, aunque sabiéndonos justificados por la gravedad y urgencia del hecho, aparcamos en una plaza reservada para minusválidos, y para poder hacernos cargo de la situación, lo primero que hicimos fue escuchar el relato de los hechos por parte de los Agentes Municipales:
José Miguel R, varón de 45 años, soltero, residía en soledad en el 2ºB del inmueble que teníamos delante desde hacia unos diez años, llevaba varios días sin dar señales de vida, de manera que su hermano mayor, decidió emplear la llave que tenia de la vivienda de José Miguel.
Cuando el testigo abrió la puerta del piso de su familiar, fue recibido por una escena dantesca. A unos pasos de la entrada de la vivienda, en el pasillo de la misma,  su hermano yacía en el suelo  con evidentes signos de muerte violenta, el afectado en pleno ataque de ansiedad, cerro la puerta de nuevo inmediatamente y tras descender a la calle a todo correr por las escaleras, al verse a salvo una vez en la vía pública, llamo al Ayuntamiento e informo del hallazgo, La Patrulla Local allí presente, tras cerciorarse de que lo participado por el  hermano de la víctima era cierto, nos llamaron  a nosotros.
Ahora mi compañero, se había quedado abajo haciéndole una primera toma de declaración  al hermano del difunto,  yo estaba acercándome a la vivienda de José Miguel  con el llavero  en la mano. Tras escuchar un chirrido metálico que salía de las oxidadas y maltrechas bisagras,  abrí la puerta, y no necesite siquiera seguir avanzando, efectivamente como acababan de decirnos, caído en el suelo, yacía el titular del domicilio, envuelto en un enorme charco de sangre,  con el cráneo parcialmente hundido y abierto, su cerebro asomaba a simple vista en algunas partes de la cabeza del desgraciado, dispersado a lo largo del charco de sangre, las partes de lo que parecía un macetero de considerables dimensiones, el mismo estaba hecho añicos, y si se observaba con atención, en algunos de sus pedazos, permanecían adheridos fragmentos de hueso y de masa encefálica.
Las luces se encontraban encendidas y algunas puertas que daban al pasillo estaban abiertas, di por hecho que los Municipales habrían revisado la casa, y pase a concentrarme en la que sería mi labor, asegurar la casa, impidiendo que cualquier persona  pueda acceder a la misma, y desde ese momento al estar corroborados los hechos, dar cuenta inmediatamente del hallazgo al Equipo de Homicidios de la Comandancia de Valencia.
-¿Por qué lo hiciste?.
-¿Por qué?, ¿Por qué lo hiciste?.
Si no lo he soñado, una voz de mujer sale desde una puerta que esta unos centímetros a mi izquierda, una voz fuerte y clara, la persona debe de estar a unos como máximo tres metros.
-Callas mujer.
Cojones, son dos, instintivamente pegue mi espalda a la pared, dejando a mi derecha la puerta de la que provenían las voces,  mi mente comenzó a funcionar a toda velocidad, no tengo el walki talki, se lo quedo mi compañero, tampoco móvil, vamos estoy mas solo que la una, bueno junto a mí hay un cadáver al que le han reventado la cabeza, y a unos metros estaba seguro, los autores del hecho.
¿Qué se supone que hacer, en una situación así?, ¿bajar a pedir refuerzos o intervenir directamente?.
Joder, para tratar de recordar manuales estaba la cosa, desenfunde mi pistola y tras montarla de un tirón seco de mi muñeca izquierda, afronte la puerta y la abrí de una patada.
Entre impulsándome bruscamente hacia delante, mientras encañonaba frente a mí, trate de gritar de forma estruendosa y autoritaria las palabras “Guardia Civil” y “Alto”, pero de mis labios salio un fuerte aunque extraño gruñido, mi aparato fonador, tenia severos problemas para pronunciar correctamente, al tener unos testículos atascados en el centro de la garganta.
Y entonces divise con absoluta claridad a mi enemigo, un aparato de televisión LG de bastantes pulgadas, y en la pantalla del susodicho, aparecían  dos jóvenes de fuerte acento Caribeño.
-¿Por qué lo hiciste, Wilfredo Miguel?
- Te odio Rosaura, te odio, pero te amo todavía mas.
Efectivamente un culebrón, una de esas series de centenares de episodios, que provenientes en su mayoría de las Naciones hermanas del otro lado del  Atlántico, pueblan nuestras emisoras de TV en horario de tarde, tras respirar profundamente, decido que no estaba dispuesto a llevarme otro susto similar y habitación por habitación, me cerciore de la seguridad del piso.
Minutos después subió mi compañero tras haber realizado labores de obtención de información.
- Que morro tienes, estuve haciéndole las preguntas de siempre a cinco personas,  podrías haber bajado, los fiambres no dan trabajo, aquí hasta que no lleguen los de Homicidios no hay nada que hacer.
- Estuve viendo el culebrón.

Fin de Ruido de Fondo.
En Valencia (España), a Diciembre de 2012.
Ernesto.


domingo, 25 de noviembre de 2012

EL HOMBRE GRIS II


Eva María Berriozar, 25 años de edad, natural y con domicilio en Catarroja (Valencia), empleada en una empresa de transformación alimentaria, sin antecedentes penales, vivía con sus padres aunque tenía novio.  Una chica normal y corriente pelo largo color azabache y unos brillantes ojos azules, bastante gordita aunque atractiva, en teoría no deberíamos descartar el móvil sexual.
Pero en la practica si lo descarto, un violador no hace esto ni de coña, los criminales sexuales son extremadamente violentos aunque cobardes e impulsivos esto es obra de alguien igual de perverso y pervertido, pero mucho mas frío y como decirlo ,,,,, mucho mas loco.
Estoy repasando la carpeta que me han pasado los compañeros de el equipo de Inspecciones oculares especiales, para ellos este caso no pudo empezar peor, anteayer día de Navidad sonó a  las cuatro de la tarde  el teléfono móvil del equipo de guardia del Servicio de Criminalística,  si el 25 de Diciembre, tenían que reunirse inmediatamente y salir hacia Valencia acababa de surgir un caso que desde luego desbordaba por completo los recursos materiales y humanos de la Comandancia de la capital del Turia. Y la UCO se haría cargo del mismo desde el comienzo.
Las fotografías que tengo  del hallazgo del cadáver en la carpeta son heladoras, en la misma orilla de la Playa de El Saler , sumergiéndose con cada nueva ola la base de una gran cruz clavada verticalmente,  en dicho crucifijo y exactamente  en la misma postura que Jesús de Nazaret e igualmente sujeto mediante gruesos clavos que traspasaban ambas manos y ambos tobillos, un cadáver de  mujer, vestido con unos pantalones vaqueros y una cazadora de cuero con la única salvedad respecto al hijo de Dios, es que a esta victima le faltaba la cabeza. 
Sigo repasando la carpeta, salpicaduras de sangre con rastro (es decir la arrastraron) en la arena , la Motocicleta de la victima se encuentra tumbada entre las dunas de la playa a 32 metros del crucificado cadáver, huellas de neumático de lo que parece un todoterreno, falta por determinar el modelo aunque lo conseguiremos etc…etc. Hasta que llego a la segunda serie de fotografías, la cabeza de la victima fue abandonada junto a un confesionario en el interior de la catedral de la ciudad, durante la misa del gallo.
Los restos Biológicos indican que el cráneo fue separado del cuerpo en vida  es decir, el asesino decapito a su victima de un hachazo, y luego se preocupo nada menos que de crucificar su cadáver en una zona de playa que el sabía muy poco frecuentada (y mucho menos en Nochebuena), y posteriormente dirigirse al centro de la ciudad, entrar en la Catedral en plena Misa del Gallo,  con el lugar de culto a rebosar de fieles además de Autoridades de la capital. Para nada menos que confesarse y abandonar la cabeza de su victima.
Hay que joderse, desde luego un asesino “normal” es imposible que haya hecho esto, no me extraña que nos movilizaran en plenas Fiestas Navideñas, tengo que hablar con ese Cura, como se llamaba, Tamarit Vicente Tamarit, aquella noche estaba en la Catedral en calidad de confesor, pero es Exorcista,  Exorcista las Fuerzas Especiales del Clero. Todo en este caso es peculiar, de momento el Padre Tamarit es el único testigo, empezare por el.
Con una mueca de asco constato que el café con leche que sirven en la cantina de la Comandancia de Valencia es infame, aparto la taza hasta el extremo de la mesa, y me vuelvo a centrar en el expediente del caso que esta engordando por momentos con nuevos datos, nuevos nombres, ninguna concreción, desde que llegue a esta ciudad ayer por la mañana, no hago mas que darle vueltas a esta carpeta, estudio y estudio los indicios y datos. Amigos de la victima, familiares, novio, el novio suele ser clave , pero en este caso lo dudo, a las doce de la mañana quede con los padres de la victima, a las dos de la tarde con el novio. A las ocho y media, es decir dentro de diez minutos tengo citado al Cura en la oficina de homicidios de la Comandancia.
-El Padre Tamarit, supongo.
Frente a mí, apareció un individuo de poblada barba oscura, bajo aunque corpulento, uniformado con un riguroso traje negro, en el que tan solo destaca su alzacuellos blanco, permanece rígido y hierático, mirándome fijamente bajo el marco de la puerta del despacho.
-Si soy yo.
Me llamo Raúl Granja, y soy Sargento de la Sección de delitos contra las personas de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, bueno Vicente, cuénteme que paso en Nochebuena, hábleme sobre la conversación que tuvo con el sujeto de la maleta, la descripción que hizo a mis compañeros ya la tengo en el expediente.
-En realidad no hay mucho que contar, un varón realizo una confesión de la cual no puedo ofrecer datos, dado que yo al igual que por ejemplo usted, estoy sometido al secreto profesional, y tras la misma, bueno en realidad sin terminarla, súbitamente se marcho desapareció como si huyera,  dejando ese bolso de mano con su horripilante contenido, en la misma puerta del confesionario.
-Si los hechos literales son muy escuetos, por eso a mí, casi me interesa mas lo subjetivo que lo objetivo. ¿Qué sensación le dio a usted ese hombre, ansioso, sentía un odio irrefrenable, o por el contrario era una persona fría, no se, usted lo tuvo delante, dígame que se le viene a la mente cuando lo recuerda?
-Decía no sentir remordimientos, y era cierto, sabía que había cometido una atrocidad, pero no lo lamentaba.
-Carecía de empatía y de sentimientos.
-Si.
-Bien, opinamos lo mismo, el tipo de homicida mas común es el que actúa movido por algún tipo de pasión, pero este comportamiento no encaja con nuestro objetivo. Bueno muchas gracias Padre, seguiremos en contacto y…..
-Tenga cuidado.
-¿Qué?, eh si gracias.
-Usted, hablo de homicidas comunes, este hombre, el objetivo como usted lo llama es cualquier cosa menos una persona común, y lo se, por que yo tampoco soy un hombre común, aunque en mi caso solo soy un bicho raro en lugar de un monstruo como el. Si necesita mi ayuda, no dude en llamarme a cualquier hora del día o de la noche.  Mucho me temo que tal vez, el caso puede ser de mi competencia y no de la suya.
-No se ofenda Padre, pero dudo mucho que el demonio vaya decapitando chicas por ahí. Creo en la maldad humana en los psicópatas de carne y hueso.
El hombre es un lobo para el hombre.
-Sargento usted se encarga de los enemigos naturales, y yo me encargo de los sobrenaturales. Pero en ocasiones los dos frentes se cruzan, no es cosa de la industria del cine, es real, y me temo que se va a convencer.
-Padre solo espero que este equivocado, por que no encuentro factible encerrar a Lucifer en un calabozo, y la persona responsable de esto debe ser castigada.

Fin del capítulo II de El Hombre Gris.
En Valencia (España), a Noviembre de 2012.
Ernesto.

domingo, 4 de noviembre de 2012

NOTA DEL AUTOR

Puede que algunos de Ustedes recuerden (me gustaría que así fuera), el primer relato de este Blog, fue un microcuento de terror con título EL HOMBRE GRIS.
Ahora he transformado ese cuentecillo  en una historia compleja y elaborada, igualmente advierto, que es con diferencia la narración mas dura y oscura que he escrito hasta el día de hoy.
Eso no implica que abandone o postergue al "Genin", en sucesivas entregas continuaremos con las andanzas de nuestro Agente infiltrado,,,, al cual ya le queda poco.
Sin mas y esperando que disfruten con la lectura de mis historias les presento al Hombre Gris.

EL HOMBRE GRIS


Me miro en el espejo y veo una cara demacrada, grandes bolsas bajo unos ojos enrojecidos, inyectados en sangre. Y una barba de tres días que comienza a encanecer por el paso inexorable de los años. Pero lo que veo en el espejo no es lo peor, estoy consumido por la tristeza, una tristeza infinita y por los remordimientos angustiosos.
Repaso aquel accidente una y otra vez, rememoro las curvas todas y cada una de ellas. Y sobre todo el SMS, un mensaje en el móvil esperaba la llamada, seguramente será mi jefe, debía leer el mensaje, el móvil ¿dónde esta el puñetero móvil?, me agacho.
-Ernesto, no mires al suelo, mira a la carretera.
-Calla Gema es un segundo.
-No mira la carretera aaaahh.
Desperté en el Hospital una semana después, en una habitación gris con una televisión de monedas, y en la cama de al lado un anciano terminal, junto al cual sus familiares hacían turnos acompañándole,  yo no tenía compañía. Por que me había quedado solo..
Cuando sonó el teléfono móvil me agache para buscarlo, al moverme debí girar el volante no estoy seguro, lo que ocurrió es que mi coche invadió el carril contrario. Arrolle a una motocicleta conducida por un chaval de 25 años fallecido en el acto. En mi coche íbamos cinco personas, mis suegros, Gema mi mujer, Rosa mi hija y yo. Los cuatro murieron.
Nuestro Wolksvagen  se precipito quince metros y yo sobreviví. No se lo explican, un milagro dicen, milagro, yo creo que fue una putada, un castigo de Dios el obligarme a vivir, una macabra sanción del destino.
Hoy 23 de diciembre, hace dos meses de aquel accidente, Juzgados, Médicos, Psicólogos, mecha gente muchos papeles, ninguna solución.   Por eso hoy todo termina, puede que no me reúna con mi familia, seguramente yo iré al infierno pero me da igual, no aguanto mas esta mierda. Por eso estoy aquí bajo este árbol para ahorcarme. Aprendí por Internet a hacer un nudo de ahorcado, tiene gracia, me cuesta mantener el equilibrio sobre la bicicleta, siempre fui bastante torpe. Por eso me doy prisa ajustándome el nudo en torno al cuello.
Doy un salto y con los ojos cerrados, espero el dolor, o mi cuello crujir, el latigazo fue fuerte pero no ocurre nada. Tampoco siento asfixia, abro los ojos es dantesco, cuelgo del árbol como un jamón desde el cuello. Puede que este muerto de manera que a modo de comprobación me pellizco, siento dolor, pero que pasa me quito el cinturón y me clavo la hebilla en el brazo, dolor sangre…no no  soy un cadáver. Peso 80 kg y cuelgo del cuello ¿Cómo respiro?.
La caída al suelo fue suave,  en unos minutos conseguí serrar la cuerda con la hebilla. Parece ser que el destino o la voluntad de Dios, o quien sea,  a decidido que no debo morir todavía, debo padecer mi castigo, es la única explicación, yo no soy un superhombre ni nada de eso, tengo cuarenta años, soy gordo y comienza a caérseme el pelo, en la Universidad estudie derecho, tarde siete años en terminar la carrera, trabajo en el departamento de administración de un Hipermercado, inmortal, superhombre, chorradas, nunca hice nada digno de mención en mi vida. Nacer, estudiar, trabajar, tener familia, soy uno de tantos, solo soy un hombre gris pero no puedo morir.
Esta vez no, por primera vez en estos dos meses me siento bien, me saldré con la mía, si Dios no quiere que muera que le den, le obligare a hacerlo.
Forzare a Dios a acabar conmigo, un hombre gris, un tipo vulgar como yo va a tomar la iniciativa. Tendré el control de la situación.
El hombre gris esta atravesando la Plaza de la Reina, no hace demasiado frío pese a ser Nochebuena. La misa del gallo ya ha comenzado pero el hombre gris no llega tarde, se abra paso a buen ritmo a través de la Catedral hasta los confesionarios.
-Ave María Purísima.
-Sin pecado concebida.
-Perdóneme Padre por que he pecado.
-Hace cuanto que no te confiesas, hijo mío.
-Jamás lo había hecho.
-Entonces, ¿Qué te trae por aquí?.
-He cometido un acto horrible.
-¿Te arrepientes de ello?.
-Debería arrepentirme, pero no puedo, en mi corazón hoy solo tengo espacio para el odio. Se lo quiero contar a Dios por que puede que el me entienda.
-El no otorga comprensión, da amor.
-El amor es la otra cara de la misma moneda que el odio, y sus amigas inseparables son, la angustia y la rabia.
-No entiendo para que has venido.
Pero el Padre Tamarit se dio cuenta que al otro lado ya no estaba nadie, el hombre gris había huido, solo permanecía en el suelo una maleta de Louis Vouiton, cuando el sacerdote la abrió, vio un casco de moto semisumergido en un liquido viscoso aún caliente.
Tras deslizar la visera, unos bellos ojos azules de mujer se clavaron en el aterrado cura desde una cabeza recién cercenada.

Fin del Capítulo I de El Hombre Gris.
En Valencia (España), a noviembre de 2012.
Ernesto.
 

sábado, 20 de octubre de 2012

GENIN XI


Muy bien, bienvenido a “Euskadi Ta Askatasuna” (1), como dije antes ya estas dentro y es un compromiso de por vida.
- Lo se.
- A partir de ahora estas liberado, recibirás en Francos Franceses el equivalente a 90.000 pesetas al mes para tus gastos básicos, vivirás en una casa de la organización aquí en “Hiparralde” (2) con varios compañeros y cuando te digamos empezaras el cursillo, puede ser mañana o dentro de dos meses, ya veremos. Cuando acabes el cursillo ingresaras en los “Taldes de Reserva” (3), ya te explicaremos que es eso, y allí esperaras ordenes. Esta claro.
- Vale de momento donde me quedo.
- Aquí, ya te moveremos, depende del cursillo, ahora pasa el resto del día en la casa o da un paseo, ya te daré una cama, soy “Modesto” (4)  y me encargo de acogida y seguridad. Agur.
Estoy subiendo por la escalera detrás de Modesto, la sensación es muy rara, tengo libertad de movimientos dentro de una casa de seguridad de ETA. Pero bueno es que soy miembro de ETA, hay que joderse.
- Eh Jesús Tío que tal.
Mikel me esta dando un abrazo como se hubiésemos vuelto a la vida o algo así,  en realidad es lo que ha ocurrido.
-Mikel, estoy liberado.
-Yo igual , de puta madre ¿no?.
Este chaval decididamente es subnormal, hace tres horas estaba dentro de la Express temblando como una hoja, y ahora esta eufórico, le ves y piensas que le ha tocado un piso en Torrevieja en el precio justo.
-Si, de puta madre sí.
Mientras Mikel daba saltos de alegría, suena el rugido de un motor, al asomarme por una ventana veo que la furgoneta en la que nos trajeron se ha puesto en marcha y se aleja de la casa, parece que nos han dejado solos, lo percibo, estoy en un amplío salón, propio de un clásico Caserío,  robustas paredes de piedra, muebles rústicos y chimenea de aspecto hogareño. A mi espalda he dejado la escalera por la que se desciende al sótano del  interrogatorio,  sigo estudiando mi entorno con apenas una mirada furtiva localizo las dependencias , vías de entrada y salida, así como pistas indicativas de que mas terroristas puedan estar alojados en el mismo caserío (Parece ser que el torturador adiestramiento en Madrid, al fin y al cabo da sus frutos). 
-Mikel, contigo ¿han estado mucho rato?.
-Que va, yo llevo fácil una hora por la casa.
¿Una hora?, entonces miro el reloj, joder, ¿hace cuanto que no miro el reloj?, son las ocho y media de la tarde, claro, si es que ya es de noche. Yo me creo un tipo muy duro, y la verdad es que la tensión me ha afectado, y mucho,   la última vez que me asegure de la hora fue hace tres, en el momento en el que nos recogían para traernos a esta casa.
Mikel debe tener razón, me habrán mantenido es ese sótano un par de horas, no es mucho, el problema es que me pareció diez minutos.
-Mikel, ¿has visto si hay alguien mas en la casa?, la has pateado.
-Si, no hay nadie mas, además de esta habitación, en la planta baja esta la cocina y un cuarto de baño, y en el piso de arriba solo hay habitaciones y otro baño.
La inactividad me esta empezando a mosquear, ya es noche cerrada, cuando suena un teléfono, resulta que en la cocina había un móvil.
-Si, soy Modesto,  a las ocho de la mañana pasaremos a recogeros, empezareis el cursillo inmediatamente, en el piso de arriba hay varias camas, y en la cocina algo tendréis. Descansad bien que mañana es un día duro, hala hasta mañana.
Tras trasladarle la conversación a Mikel, me quedo pensativo, mañana empezamos en el “cole” de terroristas, después de tanto tiempo esperando, esto de repente se esta acelerando mucho, puede que demasiado.
-Soy “langile”(5), subid al coche, nos vamos.
Eran las ocho menos diez de la mañana, cuando la puerta del caserío fue aporreada por un tipo enjuto, moreno, de bigote prominente, con cara de no haber tenido un amigo en toda su vida, y que respondía al apodo de langile, langile trabajador en Castellano, si le pega, este tío tiene cara de obrero metalúrgico o algo similar. Puede que camarero en uno de esos bares céntricos de Madrid, barman capacitado para atender a tres clientes al mismo tiempo en la barra, mientras saluda a un cuarto todavía bajo el umbral de la puerta del local, y le preguntan que va a ser.
Pero de pistolero no, la verdad es que de pistolero no tiene aspecto.
Crack….au, vamos otra vez en la ya como de la familia Renault Express de color azul, y esta vez el espacio por el que circulamos, no alcanza el nivel de pista forestal, avanzamos  campo a través.
-Langile tío donde vamos.
Nuestro instructor responde con una mirada asesina lanzada mediante el retrovisor. Y tras unos segundos eternos responde a la pregunta.
-Tu eras Mikel, ¿no?.
-Eeeeeh si.
Nuevo silencio, pensándolo mejor, si, langile si tiene pinta de asesino.
  -Bien ya hemos llegado, como podéis ver, no estamos en ninguna parte, estamos en mitad del puto bosque, aquí no viene nunca ni Dios, así que empecemos a trabajar, en la parte de atrás de la furgoneta, encontrareis una caja con munición y dos pistolas, otra caja de color azul, y un par de blancos para hacer tiro, bajadlo todo.
Y mientras descargábamos el material, nuestro instructor comenzó con la teoría.
-Sois liberados, dentro de dos días, cuando terminéis conmigo, entrareis en un talde de reserva, y permaneceréis en el a disposición de la organización, hasta que se os ordene volver a “egoalde”(6) e integrar allí un comando armado de la organización. Yo os voy a enseñar lo básico, lo mínimo, para que podáis empezar a matar hijos de puta.
Y empezamos un intensísimo periodo de instrucción de dos días de duración, que abarco desde lo mas primario, es decir como introducir los cartuchos en el cargador de la pistola, y quitarle y ponerle el seguro a la misma, hasta técnicas bastante mas sofisticadas de vigilancia, o la forma concreta de ejecutar un atentado mortal mediante el tiro en la nuca.
-Cuando tengáis que eliminar un objetivo, NUNCA se va solo, una vez se tiene claro en que lugar le podéis pillar (el bar donde va todos los días a tomar un “txikito”, o la puerta de su coche si aparca siempre en el mismo sitio), vais los dos, y si por ejemplo le vais a picar el billete cuando se suba al coche, por que aparca siempre en la misma calle, os aproximareis al objetivo a pie por la acera, el que vaya a disparar por la acera del coche, el compañero que LE CUBRE, por la acera contraria y el disparo se dará siempre por la espalda, y con el cañón del arma apoyada en su pelo,  en dos días es imposible convertirse en unos tiradores de la ostia, bastante es si no os voláis los huevos vosotros mismos al guardársela en la cintura. Entonces NO disparareis separados, cuando este de espaldas subiéndose al coche, le pondréis la pistola en la cabeza y puum… la sangre salpica, es una guarrada, pero no os bloqueéis,  cuando caiga al suelo le disparáis desde arriba otro par de veces y ya esta.
-Girareis en redondo 360ª asegurándonos que no hay ninguna amenaza, de todas formas para eso esta el compañero que nos cubre, que saca su arma, al mismo tiempo que el que disparara, y NO mirara la acción, se asegurara de que no hay ninguna amenaza, y si alguien se queda mirando le apuntáis y le ordenáis que se de la vuelta,  la gente NUNCA planta cara, pero puede ocurrir, que por una putada del destino por la calle vaya otro txakurra o algo similar, es fundamental que uno cubra al otro. Tiro en la puta cabeza, cae, dos tiros mas, giramos en circulo, ponemos el seguro y corremos al coche. Nuestro coche de huida siempre lo dejamos como muy cerca a dos calles, la huida del lugar de la “”ekintza”(7) SIEMPRE es a pie.
-Para asegurarse de que los “txakurras” no nos vigilan, es fundamental el ir observando cuando estemos en la calle quien camina detrás nuestro, y cuando estéis en un coche lo mismo, girar la cabeza constantemente, ese gesto tiene que ser un habito de vida en vosotros de ahora en adelante. Si caminando un tipo gira dos esquinas detrás nuestro, de golpe cambiáis de acera, y si es por medio de la carretera sin semáforo ni nada mejor, si hace lo mismo o se queda mirándoos mientras os alejáis es que os siguen.  En vehiculo saltaros semáforos y cedas el paso, y mirar por el retrovisor para asegurarse de si lo hace alguien mas, si otro coche se pasa un semáforo en rojo detrás vuestro, y luego sigue detrás como si tal cosa, pasando de adelantaros, es que os siguen.
-Y si os están vigilando dejad lo que estéis haciendo, no os reunáis con ningún compañero, tratar de despistarles y pasar la “muga” otra vez, en caso de imposibilidad de perderles, DEJAOS  detener, no somos moros vale, no nos suicidamos.
Dos días, dos días enteros en aquel bosque aprendiendo a tirar con la pistola de forma elemental, a poner bombas lapas (es extremadamente fácil, ya se la entregan al comando preparadas, solo hay que ponerlas por el lado del imán adosadas a los bajos del vehículo, y tras asegurarse de que no se cae extraer por completo un hierro que sobresale de dentro de la caja, esta varilla es lo que impide la explosión mientras caminamos con ella, es un seguro, sin ese metal en cuanto el coche se mueva estallara). Y otras técnicas de asesinos, todas las que dio tiempo en tan escueto espacio temporal, a los dos días, y exactamente a la misma hora que nos recogió, langile  nos devolvió a nuestro caserío, (ya lo sentíamos como propio,  incluso lo añorábamos tras 48 horas en sacos de dormir).
-Quedaos en este “baserri” hasta nueva orden,  termino el cursillo, agur.
-Langile, tío, tomate un café o algo con nosotros , joder.
Era Mikel, con su permanente necesidad de aprobación por parte de sus héroes, langile sin dejar de caminar, roto su cabeza 45º y emitió un extraño gruñido tipo uhhhmm…  asimilable a un hipotético bostezo de jabalí.
-Bueno tío, o,,,,,,, vete si quieres.
-Jesús, langile, se le ve un chaval de puta madre, pero muy suyo.
-Si, Mikel, si.
Si, a langile se le veía como lo que era, un bigote pegado a la cara de un asesino  hijo de perra, moreno, flaco y de pocas palabras. 


(1) Euskadi Ta Askatasuna, en Español significa País Vasco y libertad, son las palabras a las que corresponden las siglas ETA. (2)  Hiparralde significa territoria norte, es decir el País Vasco Frances. (3) Talde significa equipo o grupo, son los grupos de terroristas de ETA, que permanecían escondidos en territorio Frances, esperando que les dieran luz verde para pasar a España y comenzar una campaña terrorista. (4) Modesto, es el apodo oficial o indicativo que tenia dentro de ETA José Ignacio Baños Olabarri,  responsable de acogida y seguridad de la organización criminal, en la época histórica de nuestro relato. (5) Langile es el indicativo entre los terroristas del conocido criminal José Luis Urrusolo Sistiaga, responsable de la formación de nuevos etarras. (6) Egoalde, el sur en Castellano, ósea el País Vasco y Navarra. (7) “Egin” significa hacer, ekintza es acción.


Fin del capítulo XI de "Genin".
En Valencia (España), a octubre de 2012.
Ernesto. 

sábado, 6 de octubre de 2012

GENIN X


Han pasado unos unos cinco minutos,  ya no estamos rebotando sobre los asientos y seguimos en marcha, eso significa que hemos salido de la pista forestal, y transitamos ahora mismo por una vía asfaltada. Debemos estar muy cerca de nuestro destino, circular con dos tipos con los ojos vendados no pasa desapercibido, y podríamos por puro azar cruzarnos con la gendarmería.
Volvemos a rebotar, hemos vuelto a una pista, los etarras no dicen una palabra, en el coche el silencio es sepulcral, junto a mí Mikel tiembla con menos intensidad, esta intentando controlarse, eso es bueno, las estupideces de este capullo podrían poner en peligro la operación, y mi cuello.
Hemos parado.
-Venga, bajad de ahí.
Uno de los etarras del coche, me toma por el brazo derecho, entramos en una casa.
-Ten cuidado con los peldaños.
Descendemos por unas escaleras, y si estábamos en una planta baja, eso significa que me llevan a un sótano.
-Espera aquí, ahora vendrán a hablar contigo.
Me hablo una mujer, supongo que la misma que prendió fuego a la furgoneta, claro esperare aquí no te jode, al salir cerro con llave dando dos vueltas a la cerradura, ahora debo centrarme en mi trabajo, grabar en mi mente el mayor número de detalles posibles, no levantar sospechas, mantener imperturbable mi versión y ponerme en contacto con los jefes en dos días y medio.
El sótano en el que me han dejado es una espartana habitación, una mesa y dos sillas de madera en el centro de un espacio de paredes blancas.
Recapitulemos, con seguridad me van a interrogar, todo el grupo de Mikel ha caído menos el, y esto les pondrá en guardia, y esta el hecho de que yo ni siquiera soy vasco, tengo que justificar cuidadosamente todas mis acciones.
-Hola que tal, te llamas Jesús, ¿no?.
Esto me la ha dicho un encapuchado que acaba de entrar en la habitación, no venia en la furgoneta, es un hombre de complexión delgada, pantalones vaqueros, jersey y pasamontañas negro, en su mano derecha  sostiene una pistola tras el ha entrado un segundo individuo, también va armado, el que me hablo se sitúa frente a mi, el otro a mi espalda.
-Si.
-Eres de Valencia, ¿verdad?.
-Si.
-Bien pues dime Jesús, ¿qué estas haciendo aquí?, ¿por qué ayudas a Mikel a huir?, y sobre todo si eres un txakurra (1), dilo ya. Nos ahorraras mucho tiempo y tu te ahorraras mucho dolor.
- Vamos a ver, si yo soy Español, pero vivo en Iruña, mis amigos son de Nafarroa, mi vida esta en Euskal Herria, mis amigos desde que vivo en Iruña son abertzales, los conocí en el Euskaltegi (2). Yo aunque siempre he sido un antifascista, nunca había practicado política activa, pero aquí en Euskal Herría por medio  de mis  amigos, me fui acercando mas y mas a HB, hasta ser uno mas, y nunca me habían discriminado, por lo menos hasta ahora.
(Mi interlocutor, soporta el último ataque verbal con un pestañeo y echando su cuerpo hacia atrás, pero no me interrumpe, obviamente le sorprende que en estas circunstancias tenga los reaños de ponerme chulo).
Ayudo a Mikel, por que es mi amigo, y para mi además mi camarada, vivo encima de Andoni, Andoni Martín, otro compañero, anoche a las dos de la mañana los txakurras echaron abajo la puerta de Andoni. Yo sabia que Andoni y Mikel trabajaban juntos en algo, les había visto mucho en la Herriko hablando reunidos.
De manera que mientras detenían a Andoni le di el toque a Mikel por teléfono, EL me pidió que le pasase la muga (3), y aquí estoy joder, no se que puedo haber hecho mal, lo que es seguro es que no me merezco que me amenacen de muerte, en realidad le he salvado el Pellejo a Mikel, que es uno de los vuestros y lo sabéis, ¿y me lo pagáis así?, y no hablo de la furgoneta, eso casi es lo de menos, estoy hablando con dos tíos con pasamontañas y que llevan las pipas en la mano.
Aaaaaa……..se me olvidaba, no, no soy un puto txakurra.
Me puede salir mal, ya veremos, pero he decidido fingir indignación, se supone un sentimiento lógico en alguien en mi situación, corres un gran riesgo, y como pago recibes un gran maltrato, de la misma manera, al ponerme chulo en lugar de ponerme a suplicar por mi vida como una nenaza, gano puntos pues demuestro tener valor.
Y parece que la táctica funciona, el individuo que me habla con un movimiento voluntariamente parsimonioso,  procurándole darle emoción a la escena, guarda su pistola en la cintura y con la misma mano se retira el pasamontañas, haciéndole una seña con el mentón a su compañero que realiza el mismo gesto.
-Vale Jesús, Mikel me ha dicho que eres consciente de que si vuelves a tu casa serás detenido, y esa idea parece que no te hace gracia.
-No, no me hace ni puta gracia ir a al  mako (4).
-Entonces tu alternativa es liberarte (5), no hay mas, o te unes a nosotros o te encierran. Te damos en este momento la oportunidad de entrar en la organización, pero tienes que decidirte ahora mismo, por que si dices que no. Te volveremos a vendar los ojos en este sótano, y te dejaremos en la carretera, si dices que si atravesaras esa puerta con nosotros, pero tenlo claro, si dices que si es PARA SIEMPRE, no hay cambios de opinión, ni arrepentimientos, ni gilipolleces,  la traición se castiga con la muerte así de sencillo.
-Tiene que ser ahora, ahora mismo no…….. no puedo tener siquiera unos minutos.
-Si, el lagun (6) y yo saldremos, dentro de cinco minutos volveré a entrar y ten una respuesta, tampoco me gusta la inseguridad, o si o no, joder, tenlo claro a partir de ahora.
Vuelvo a estar a solas, si, amiguito si, se lo que voy a contestar, llevo años preparándome para esto, para ser un caballo de Troya en vuestra organización de asesinos y romperos desde dentro, si, imbécil te crees muy listo por ser un jefecillo de pistoleros de medio pelo, te tengo que dar las gracias que irónica es la vida. Hace dos horas estaba muerto de miedo, y ahora estoy eufórico y cabreado, eufórico, con motivo pues la operación marcha perfectamente, en realidad mas que eso, seguramente hace un año nadie daba un duro por el éxito de esta idea, y ahora mira.
Cabreado, pues además de unos criminales, sois unos chulos patéticos que os creéis vuestra propia película, ese film de pura ensoñación heroica, en el cual liberáis Euskal Herría  de los malvados Españoles, secuestráis empresarios para conseguir ese sucio dinero capitalista que tanto odiáis, matáis a mis compañeros por la espalda, y ponéis cochesbomba en hipermercados, sed consecuentes y ejecutad atentados suicidas cerdos, no, no queréis morir amáis la vida, la vuestra claro,  esa pose heroica de luchadores por la libertad, me dais asco.
Entra, entra ya camarada, y te diré lo que deseas oír. Que sois los salvadores del pueblo Vasco, y que estoy dispuesto a todo por la causa, y si la verdad es que ahora lo estoy.
Como decía, te lo debo, no siento miedo, estoy decidido, os voy golpear lo mas fuerte que pueda, o saldré con los pies por delante, que mas da, de todas formas es muy posible que no sobreviva a la operación “Genin”. Me llevare por delante todo lo que pueda.
-Te has decidido.
-Si, estoy con vosotros.


(1) txakurra, Agente de la Seguridad del estado en el argot abertzale radical (2) Euskaltegi, centro de enseñanza de Euskera para adultos. (3) “pasar la Muga”, cruzar furtivamente la frontera Franco-Española en argot. (4) Mako significa cárcel en Euzkara. (5) Liberarse, Pasar a ser un miembro “profesional” de ETA, viven de la organización y están identificados por la seguridad Española y huidos de la justicia.  (6) Lagun, significa amigo en Euskera, también es admisible la acepción compañero.

Fin del capítulo X de Genin.
En Valencia (España), a octubre de 2012.
Ernesto.

viernes, 5 de octubre de 2012

SENSACIONES



las 20.30 de hoy, había salido del dojo, entrenar hora y media y ducharme, conducir con música heavy a todo volumen.

Sensaciones, la vida son picos, caes y luego rebotas, cuanto mayor es la caída, mejor es el impulso posterior.

Sensaciones, 40 años de vida buscando estos picos, huyendo de las rutinas y lo convencional.

Sensaciones, 40 años buscando el blanco y negro, huyendo del gris, el amor el honor la lucha, eso es la vida, la vida son sensaciones.

Los pequeños placeres, los momentos únicos, tu mujer, los crios, los amigos de verdad, sensaciones.
Esta extraño escrito, broto hoy de la mente de este guerrero consciente mientras conducía por la ciudad de Valencia, no es poesía, tampoco es prosa, solo son sensaciones.

Fin de Sensaciones.
En Valencia (España), octubre de 2012.
Ernesto.

sábado, 15 de septiembre de 2012

LA TÍA EVA


Estaba empezando a estar harto de esas llamadas, siempre se ha dicho que las personas muy mayores pasan a comportarse como niños, en una especie de retroceso al pasado vuelven en algunos casos a comportarse de una forma egoísta y caprichosa, pero aquello estaba ya pasando de castaño oscuro.
-Ernesto, tienes que venir ahora.
-¿Qué pasa ahora papa?.
-Tu madre ha vuelto a ver a la Tía Eva.
-Eso es imposible, la Tía Eva esta en la residencia, y no sale nunca de allí, no puede. Si ni siquiera recuerda quien es.
-Tienes que hablar con tu madre.
Hoy no trabajaba, y en realidad no me supone tanto trastorno ya que vivo a veinte minutos en coche de la casa de mis padres, pero tengo que reconducir la situación, mis padres se están empezando a comportar como niños con terrores nocturnos.
-La Tía Eva, estaba anoche en nuestra habitación, estábamos en la cama tu padre dormía, y yo estaba desvelada mirando al techo, como siempre últimamente, desde que pasan estas cosas me da terror cerrar los ojos y abandonarme al sueño. Entonces una luz roja comenzó a brillar justo enfrente de la cama junto al armario, tu padre siguió durmiendo por que la luz no molestaba, era un brillo como el de las antiguas bombillas de los cuartos de revelado fotográfico.
Pero la intensidad de esta luz iba en aumento, y de repente en el centro del brillo, apareció la figura de la Tía Eva, y me sonreía,  pero de una forma horrible, mas que una sonrisa me enseñaba los dientes, como si fuera un lobo o algo así. Entonces grite, tu padre despertó y la aparición se fue, de repente, simplemente dejo de estar allí.
-Mama eso es imposible, la tía esta en la residencia San Marcial en la calle de las Nueces, nunca sale de allí, casi no puede andar, y además la pobre no sabe ni donde esta, a mi me recuerda a duras penas, y en ocasiones, ni siquiera se recuerda a si misma. Te imaginas esa sensación mama, sabes lo que debe ser despertarte por las mañanas y no saber quien eres, no recordar como te llamas, levantar la cabeza ver a tu compañera de habitación, y no saber quien es esa señora ni que hace allí.
Tiene que ser una sensación que le debe de arrancar las pocas ganas de vivir que le quedan a la pobre tía Eva, y además suponiendo que sea verdad y tu hermana pudiese escaparse  de la residencia por las noches con el único fin de martirizarte, ¿por qué iba a hacerlo?, toda la vida estuvisteis muy unidas, es una persona dulce y buena, ella os ayudo muchísimo a la hora de criar a mi hermana y a mí, y ahora me dices que se dedica a hacerte la vida imposible, perdona pero es una estupidez.
Tras tener esta desagradable discusión con mis padres, acompañado de mi fiel amigo el café con leche, le doy vueltas a todo este asunto en la barra de la cafetería situada justo debajo de el piso de mis padres, en la Plaza de Honduras de Valencia, un agradable barrio pegado al campus universitario, y cuyos locales de ocio siempre están animados por los “erasmus” (1), que junto con los estudiantes Españoles pero naturales de Teruel, o pueblos situados a cierta distancia de Valencia, ocupan la diversa oferta de viviendas de alquiler del barrio, en el cual hoy en día las personas mayores que llevan treinta años viviendo en el, como mis padres, son absoluta minoría.
Hoy mi madre me ha dicho que la tía apareció en el centro de una luz roja enseñándole los dientes,  hace cuatro noches aseguro, que cuando se levanto para ir al baño sobre las tres de la mañana, cuando cerro el grifo del baño, este se volvió a abrir, ella asegura que nuevamente lo cerro y quedándose fijamente mirándolo, podo ver como el pomo del grifo monomando giraba el solo, y salía el agua, entonces noto una presencia y al trasluz, a través de la mampara de la ducha, distinguió sin genero de dudas, la silueta de su hermana.
Otra vez, oyó el ruido de unos vasos caer al suelo, también en mitad de la noche, siempre de madrugada, asegura que mi padre siguió roncando (esto si me lo creo), pero que ella se sobresalto y se levanto todo lo rápido que sus piernas y cadera de 81 años le permiten. Y según mi madre, allí en el centro del pasillo, frente a la puerta de la cocina, desde la cual se precipitaron los vasos, se encontraba la tía Eva, con sus ojos despidiendo un brillo sanguinolento, inmóvil clavando dichos ojos en mi madre, que aterrada huyo gritando hacia su habitación, esta última pesadilla, salio cara, ya que mi madre dio de bruces en el suelo, y tuvo que pasar dos semanas en cama con todo el cuerpo dolorido.
Decido dejar de pensar en ello, mañana será otro día y tengo otras muchas cosas de las que preocuparme, y además cosas reales.
Rrrrrriiiiiinnn, ya, ya , joder el móvil, a las 02,15 de la mañana.
-Ernesto, ven corriendo, la mama, esta……muy mal.
Tras recibir esta llamada de mi padre, me vestí atropelladamente y tras recorrer a toda velocidad parte de la ciudad, estoy entrando en casa de mis padre.
Mi padre esta sentado en el comedor, llorando como hipnotizado.
-Papa, ¿qué ocurre?.
-Mira en el baño.
Giro mi cabeza, y veo unas piernas de mujer anciana que asoman de la puerta del baño, extendiéndose  en el pasillo, es mi madre que esta caída en el cuarto de baño, me asomo al mismo, y casi no puedo describir lo que veo allí esta ella, toda la cara arañada, como si hubiese peleado con un gato, pero creo que se lo a hecho ella misma, pues sus uñas están sanguinolentas. Le trato de buscar el pulso, pero es evidente que ha muerto,  y aunque veo mal ya que mis ojos están anegados de lágrimas. Distingo en su mano derecha una fotografía, sujeta por unos dedos rígidos, en la foto, vieja foto en blanco y negro posan en su juventud mi madre y su hermana mayor la tía Eva, pero, no me lo puedo creer, delante de mi, el rostro de mi madre se esta disolviendo en la foto, como si en ese instante se estuviese velando la imagen.
Me alejo del cadáver y corro por el pasillo, paso rozando a mi padre, que sigue apenas sollozando, esta en estado de shock, sentado con la mirada fija en ….la nada. No me detengo a consolarle, no tengo tiempo, tengo que llegar al teléfono.
-Si, Residencia San Marcial dígame.
-Necesito hablar con Eva González.
-Pero bueno, sabe usted que son las tres de la mañana.
-Si lo se , soy su sobrino Ernesto, es importantísimo, su hermana Luisa, mi madre, acaba de morir, y es necesario que hable ahora mismo con la Tía Eva. Se que esto es muy raro, pero de verdad confía en mí, es necesario.
Al otro lado de la línea, note una vacilación, y tras unos segundos escucho la voz de la enfermera.
-Vale de acuerdo, despierto a su Tía y paso la llamada a su habitación, será apenas un minuto, esta en este mismo pasillo.
Transcurren unos segundos, que se me antojan horas. Y de repente la escucho.
-Si dígame, ¿qué pasa ?, ¿quién es?.
Es ella, la voz de una anciana de 86 años, que conozco muy bien, la Tía Eva. Como no podía ser de otra manera, esta en la residencia. No se que decir y cuelgo el auricular. Y en ese momento escucho un fuerte  ruido, en el piso de arriba, en la casa se supone vacía, de la persona con la que hable hace un momento.
Esto es demasiado, mi corazón esta desbocado mientras recorro los dos tramos de escaleras, en apenas unos saltos. Creo que las llevo, si en el llavero llevo unas llaves de emergencia de la casa de la Tía.
-Hola Ernesto, que bien has venido a verme, no me importa que subas tan tarde, hoy no podía dormir, quédate un rato.
Las manos me tiemblan, no consigo hablar, mi mente no coordina nada, estoy muerto de miedo, y eso que delante tengo a una persona que es mi segunda madre, frente a mí, sentada en el salón de la casa, con su bata puesta y unas zapatillas amarillas de andar por casa, tiene buen aspecto, igual de mayor, pero se la ve mejor que en la residencia, sentada frente a mí como si tal cosa esta mi Tía Eva.

(1) "erasmus", son los estudiantes de intercambio de Universidades extranjeras, que realizan sus estudios superiores por un año en España, integrados en el programa de la Unión Europea del mismo nombre.

Fin de la Tía Eva.
En Valencia (España), a septiembre de 2012.
Carmen y Ernesto.

Epilogo: Como habrán notado, ademas de por mí, esta historia esta firmada por mi mujer Carmen, ella ademas de ser la persona (maravillosa persona), que me animo a escribir, llevada por el aburrimiento es la autora de la idea base de este relato, que yo me limite a desarrollar. Aburrimiento por otra parte provocado por la inactividad forzada ante las fuertes molestias, que le generan nuestros dos todavía no nacidos, pero aparentemente ya muy rebeldes hijos.

jueves, 30 de agosto de 2012

PORTADAS







Estas preciosas imágenes han sido realizadas por la seguidora del Blog, y gran amiga, Sonia. En ellas ha plasmado de forma extraordinaria el espíritu de la mayoría de mis historias. Las incluyo en el Blog, por ser una obra de arte, y por el honor que supone para mí la dedicación empleada por su autora, Muchas gracias Sonia.
Ernesto.

domingo, 26 de agosto de 2012

NOTA DEL AUTOR

Tras un prolongado parón veraniego, retomo el blog. No se si han sido las temperaturas superiores a los 30 grados que durante semanas sin tregua nos están atenazando en mi tierra natal, en la cual firmo mis relatos, una sequía de creatividad, o simplemente necesitaba descansar de una afición que por su regularidad parece que degenero u evoluciono en una obligación.
Sea lo que sea parece que ya finalizo, pues esta episodio de "Genin", ha sido escrito de un tirón siendo ahora mismo las 05:10 horas (si lo se, estoy mal de la cabeza).
Quiero aprovechar para agradecer  a todos el estar ahí, especialmente a mis lectores de USA (muy numerosos, muchas gracias) y Alemania. Pues mis lectores Españoles (gran mayoría, gracias) lógicamente proceden de las redes sociales, pero sigo sin entender como un lector de Boston o Houston pudo llegar a mi.
Bueno no les aburro mas, espero seguir encontrandome con todos y cada uno a mitad de camino en el ciberespacio.
Ernesto.

GENIN IX


Un fuerte dolor de espalda me ha despertado, acabo de darme la vuelta, y me doy de morros contra una caja de cartón. Aunque no se si me despertó el dolor o esa maldita sensación que todos hemos tenido alguna vez, una presencia, alguien que nos esta mirando fijamente.
Crack, auuu….. fue una de mis vértebras crujiendo, joder me quede dormido sobre el gato y no me refiero a los que beben leche y te llenan de pelo, sino a los que levantan furgonetas.
-Como roncas cabrón.
Esa era la presencia, Mikel  sentado, su espalda apoyada contra una bobina de cable de cobre, el rostro desencajado, amarillento, los ojos enrojecidos. Esta claro que no ha pegado ojo y esta muerto de miedo, o tiene gastroenteritis, o ambas cosas.
-Si, he podido descansar.
-Tienes un par de huevos, si señor, yo reconozco que estoy muy nervioso, esto es algo muy gordo Jesús.
-Si lo se, no creas que soy un descerebrado, se que estamos echándonos a un agujero negro.
-Tampoco es eso, no nos harán nada, nos protegerán.
-Si lo se, es un agujero negro por que no sabemos lo que hay al otro lado, no digo que sea bueno o malo, digo que es desconocido.
Hemos salido de la furgoneta y caminamos haciendo tiempo por el puerto de la ciudad, aunque San Juan de Luz no deja de ser un pueblo grande en esa zona no se llama la atención, y esa es nuestra intención que nos den las 8 y pico de la mañana, para que abra la Herriko y luego ya veremos. Mi principal preocupación ahora es dar novedades, pero Mikel que esta echo un manojo de nervios, no quiere que nos separemos ni para ir al baño.
La Herriko esta a punto de abrir, y no puedo trazar un plan por que no se como evolucionara mi vida dentro de media hora. Y pensándolo bien, que coño, si todo sale mal me pegaran un tiro en la cabeza y dará igual lo demás.
-Bon jour.
-Kaixo, somos de Iruña (1).
-Hola, que hay.
El Francesito del local Abertzale, es un Batasuno como los de aquí, camiseta de apoyo a los presos, barba de tres días, pendientes de aro en ambas orejas y no tiene ni zorra de Euzkara, nos comunicamos en la lengua del odiado Estado opresor Hispano, que el chapurrea mas que aceptablemente.
-Soy Mikel, y este es Jesús, esta noche hubo unas detenciones en Iruña, y hemos huido, todos mis compañeros parece que han caído, yo no caí por que Jesús me aviso y me saco de allí. Tendríamos que hablar con alguien de KAS, ¿tu conoces a algún camarada?.
-Si,  eeeee…. No se, venid esta tarde a las cuatro, ahora tenéis que salir de aquí.
-Hombre, tomaríamos un café al menos.
Tras decir esta estupidez Mikel, el Frances le miro como si estuviera tratando con un minusválido intelectual que además le esta sacando de quicio.
-“Café ole”,  no digas gilipolleses, y sacad vuestros culos de aquí inmediatamon, hasta las cuatro no se os ocurra aparecer.
Mikel, que se esta comportando como lo que es, un autentico niñato,  parece estar muy frustrado debía pensar que le iban a recibir con una orquesta y nos pondrían unas jóvenes vascas disfrazadas de Hawaianas guirnaldas al cuello o algo parecido.  Evidentemente en lugar de esa ensoñación heroica, Nos han pegado una patada en el culo tras darnos un punto de reunión, no saben quienes somos, y se antepone la seguridad de la organización.
-Joder Jesús, ese tío nos ha tratado como a una mierda, y nos estamos jugando todo por la organización y por Euskal Herria.
-Mikel que quieres, no tiene ni idea de quienes somos, como dijimos esta noche, ETA no tiene una oficina de reclutamiento.
Tratando de superar los miedos de Mikel, volvemos a vagabundear por San Juan de Luz, y eso no me gusta debemos evitar ser identificados por la Policía Francesa, siempre hipersensible a jóvenes Españoles que ronden por los Pirineos Atlánticos (denominación de la muy centralista República Francesa para el País Vasco Frances).
-Mikel no podemos ir dando vueltas, tenemos que volver a la furgoneta hasta la hora de comer.
Han pasado ya mas de tres horas, tras haber estado la mayor parte de la mañana escondidos en el interior del vehículo de mi empresa, salimos a comer, entramos directamente en el primer sitio que vemos. Es un agradable local familiar, desde cuyos ventanales  se divisa a los pesqueros y algunos barcos de recreo que poblan las aguas de la bahía, bahía por otra parte espectacular, un puerto natural de forma semicircular, y en la primera línea de costa, casas de típico aspecto vasco intercaladas con palacetes de la alta burguesía Francesa, que desde el siglo XIX descansa en este lugar. Rodeando a los muelles sus playas, y envolviendo las manzanas de casas amplías zonas verdes. San Juan de Luz es una Fuenterrabía con clase, y desde luego nada que ver con Torrevieja.
Vaya, vaya, quién esta aquí. Rafael en persona ha pasado la frontera para supervisarlo todo, acaba de entrar en el restaurante con un plano de la ciudad en la mano, haciendo anotaciones en dicho mapa, cámara fotográfica colgando del cuello y… no fastidies, este hombre que es la quinta esencia de la elegancia lleva unas chanclas con calcetines, irrumpe en el local   mirándolo todo aparentando la curiosidad de un niño de 6 años, mientras le pide una Coca Cola a gritos al camarero en Ingles.  Esta muy bien, aunque un poco sobreactuado, las chanclas con calcetines eran suficientes, vocearle al pobre gabacho en la lengua de Shakespeare a un palmo de la cara era innecesario.
El Capitán en ese momento realiza un mínimo gesto que solo yo se interpretar, mientras bebe a enormes tragos su refresco de cola, pone el mapa en posición vertical y dibuja una flecha, tras lo cual vuelve a bajar tras unos segundos el plano a la barra del Bar, yo trazo una línea imaginaria, y.. claro me señalo la puerta de los Aseos, para montar este circo deben estar desesperados por contactar conmigo.
¿Por qué no has contactado todavía?, transmite novedades inmediatas en este buzón, y repite la operación dentro de 72 horas, en caso de que esto sea imposible y solo en ese caso contacta desde un teléfono público en el mismo plazo, y en dicha llamada establece un nuevo buzón.
Es la nota que leo, estaba adherida  con cinta aislante en la parte interior de la tapa de la cisterna del WC. Explico en la misma nota que no he podido deshacerme de Mikel en todo el día, y que tengo una cita en la Herriko a las cuatro de la tarde. Era lo que me faltaba, me estoy infiltrando en ETA y me echan la bronca por no mandar un mensaje a un busca.
Estamos a unos treinta metros del punto de encuentro para la cita y son las cuatro en punto, el borroka que nos la estableció esta en la puerta de su bar. Nos están esperando, justo en la acera de enfrente otro tipo de pie sin hacer nada, como un buzón de correos, vaya tela que disimulados.
Este individuo cuando nos disponemos a entrar cruza la calle precipitadamente simulando que va al mismo sitio que nosotros, cuando en realidad se dispone a interceptarnos como un misil, se me tensan todos los músculos del cuerpo, Mikel también se da cuenta y me da un tirón hacia atrás del brazo mientras se para en seco, estamos pensando lo mismo, no me jodas que nos van a intentar matar aquí mismo.
Pero nos roza en la puerta de la Herriko sin mirarnos siquiera, pero si nos habla.
-En la carretera por la que vinisteis de Nafarroa, a 1 km de San Juan, hay una parada de Bus, haced izquierda y a 2 km esperar junto a un árbol grande.
Susurrado esto entra en local, sin haber llegado a mirarnos, y lo que mas me mosquea, este tío no tiene el menor acento Frances.
-Ni entréis, continuar recto por la acera, ir ahora mismo para allá.
Era el Borroka Frances de la Herriko, que nos ha vuelto a echar.
-Jesús, la verdad es que a lo mejor tengo a la organización muy idealizada, pero de momento me están acojonando mas que otra cosa.
-Normal Mikel, yo estoy igual, empiezo a pensar que por que cojones estoy metido en esto.
Tras la orden recibida, con el corazón a doscientos, tras el susto sufrido nos subimos a la furgoneta, y seguimos fielmente las instrucciones, ha pasado ya un buen rato son las cinco y media, y seguimos junto al árbol, aunque creo que la espera ya finalizo. Por el camino de tierra nos viene de frente una Renault Express de color azul, lleva una velocidad excesiva y levanta una enorme polvareda, a por lo menos un kilómetro a la redonda no hay nada ni nadie, que sea lo que díos quiera.
-Kaixo, bajaos y entrar en este coche.
Nos hablo un varón con pasamontañas que conduce la Express, en la parte de atrás otro encapuchado, y en el asiento del copiloto un tercero que se esta apeando con una garrafa de liquido.
Mientras cambiamos de coche todo ocurre muy rápido,  el de la garrafa esta incendiando mi furgoneta. Y el de la parte de atrás que es una mujer nos venda los ojos.
-Lasai (2) no pasa nada, es que no podéis ver donde vamos, pero tranquilos.
Si esto nos lo dice la chica que nos venda los ojos, pero lo último que llego a atisbar es que el conductor nos observa a través del retrovisor sin siquiera pestañear, en su mano diestra una pistola con el martillo posicionado atrás, lista para disparar.
Ya no vemos nada y el coche esta en marcha, el etarra que le prendió fuego a mi coche esta otra vez sentado en su sitio al lado del conductor, junto a mi, Mikel tiembla en absoluto silencio, yo trato de tranquilizarme, no puede haber ocurrido nada, no pueden saber quien soy. Vamos rebotando debido a la velocidad excesiva por el camino de cabras, trato de calcular mentalmente cuanta distancia estamos recorriendo, y hacia donde, la suerte esta echada.

(1) Iruña, es Pamplona en Euskera. (2) “Lasai” significa tranquilo/tranquilos, en esta misma lengua.
 Fin del capítulo IX de "Genin".
En Valencia (España), agosto de 2012.
Ernesto.