BIENVENIDOS

Después de perder mi terror tecnológico con el Facebook, me lanzo a la aventura definitiva, el plasmar mis vivencias, recuerdos y en otras ocasiones aventuras imaginarias. En este blog sin mas preámbulos, os doy a todos la bienvenida a este rincón del guerrero consciente.

domingo, 9 de diciembre de 2012

RUIDO DE FONDO


Cuando llegamos había muy poco revuelo, en el centro de la calle frente al portal de la vivienda en cuestión, solo se encontraba la Patrulla de Policía Local que solicito la presencia de la  Guardia Civil,  y un varón de edad avanzada, que como supimos en breves instantes, resulto ser el hermano de la victima.
Dando un pésimo ejemplo, aunque sabiéndonos justificados por la gravedad y urgencia del hecho, aparcamos en una plaza reservada para minusválidos, y para poder hacernos cargo de la situación, lo primero que hicimos fue escuchar el relato de los hechos por parte de los Agentes Municipales:
José Miguel R, varón de 45 años, soltero, residía en soledad en el 2ºB del inmueble que teníamos delante desde hacia unos diez años, llevaba varios días sin dar señales de vida, de manera que su hermano mayor, decidió emplear la llave que tenia de la vivienda de José Miguel.
Cuando el testigo abrió la puerta del piso de su familiar, fue recibido por una escena dantesca. A unos pasos de la entrada de la vivienda, en el pasillo de la misma,  su hermano yacía en el suelo  con evidentes signos de muerte violenta, el afectado en pleno ataque de ansiedad, cerro la puerta de nuevo inmediatamente y tras descender a la calle a todo correr por las escaleras, al verse a salvo una vez en la vía pública, llamo al Ayuntamiento e informo del hallazgo, La Patrulla Local allí presente, tras cerciorarse de que lo participado por el  hermano de la víctima era cierto, nos llamaron  a nosotros.
Ahora mi compañero, se había quedado abajo haciéndole una primera toma de declaración  al hermano del difunto,  yo estaba acercándome a la vivienda de José Miguel  con el llavero  en la mano. Tras escuchar un chirrido metálico que salía de las oxidadas y maltrechas bisagras,  abrí la puerta, y no necesite siquiera seguir avanzando, efectivamente como acababan de decirnos, caído en el suelo, yacía el titular del domicilio, envuelto en un enorme charco de sangre,  con el cráneo parcialmente hundido y abierto, su cerebro asomaba a simple vista en algunas partes de la cabeza del desgraciado, dispersado a lo largo del charco de sangre, las partes de lo que parecía un macetero de considerables dimensiones, el mismo estaba hecho añicos, y si se observaba con atención, en algunos de sus pedazos, permanecían adheridos fragmentos de hueso y de masa encefálica.
Las luces se encontraban encendidas y algunas puertas que daban al pasillo estaban abiertas, di por hecho que los Municipales habrían revisado la casa, y pase a concentrarme en la que sería mi labor, asegurar la casa, impidiendo que cualquier persona  pueda acceder a la misma, y desde ese momento al estar corroborados los hechos, dar cuenta inmediatamente del hallazgo al Equipo de Homicidios de la Comandancia de Valencia.
-¿Por qué lo hiciste?.
-¿Por qué?, ¿Por qué lo hiciste?.
Si no lo he soñado, una voz de mujer sale desde una puerta que esta unos centímetros a mi izquierda, una voz fuerte y clara, la persona debe de estar a unos como máximo tres metros.
-Callas mujer.
Cojones, son dos, instintivamente pegue mi espalda a la pared, dejando a mi derecha la puerta de la que provenían las voces,  mi mente comenzó a funcionar a toda velocidad, no tengo el walki talki, se lo quedo mi compañero, tampoco móvil, vamos estoy mas solo que la una, bueno junto a mí hay un cadáver al que le han reventado la cabeza, y a unos metros estaba seguro, los autores del hecho.
¿Qué se supone que hacer, en una situación así?, ¿bajar a pedir refuerzos o intervenir directamente?.
Joder, para tratar de recordar manuales estaba la cosa, desenfunde mi pistola y tras montarla de un tirón seco de mi muñeca izquierda, afronte la puerta y la abrí de una patada.
Entre impulsándome bruscamente hacia delante, mientras encañonaba frente a mí, trate de gritar de forma estruendosa y autoritaria las palabras “Guardia Civil” y “Alto”, pero de mis labios salio un fuerte aunque extraño gruñido, mi aparato fonador, tenia severos problemas para pronunciar correctamente, al tener unos testículos atascados en el centro de la garganta.
Y entonces divise con absoluta claridad a mi enemigo, un aparato de televisión LG de bastantes pulgadas, y en la pantalla del susodicho, aparecían  dos jóvenes de fuerte acento Caribeño.
-¿Por qué lo hiciste, Wilfredo Miguel?
- Te odio Rosaura, te odio, pero te amo todavía mas.
Efectivamente un culebrón, una de esas series de centenares de episodios, que provenientes en su mayoría de las Naciones hermanas del otro lado del  Atlántico, pueblan nuestras emisoras de TV en horario de tarde, tras respirar profundamente, decido que no estaba dispuesto a llevarme otro susto similar y habitación por habitación, me cerciore de la seguridad del piso.
Minutos después subió mi compañero tras haber realizado labores de obtención de información.
- Que morro tienes, estuve haciéndole las preguntas de siempre a cinco personas,  podrías haber bajado, los fiambres no dan trabajo, aquí hasta que no lleguen los de Homicidios no hay nada que hacer.
- Estuve viendo el culebrón.

Fin de Ruido de Fondo.
En Valencia (España), a Diciembre de 2012.
Ernesto.


5 comentarios:

  1. Jajajajaja…. a pesar de lo dramático de la situación tan sangrienta y violenta, he de decir que he disfrutado de esta historia. No me considero mala persona por ello, pero hay que fastidiarse, a veces el subconsciente te juega malas pasadas muy chungas. Menos mal que no tengo ninguna profesión vinculada a ver cadáveres ni a pegar tiros… Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Sonia, reconozco que tuve mis dudas a la hora de escribirla, pues es un cambio o evolución de estilo yo creo que considerable. Poco que ver con "el hombre gris" que es tremendamente dura y oscura, u otras historias igualmente de puro género de terror como "resurrección", "recuerdos de águila", o "46".
      También te digo que dándole cierto toque de humor he disfrutado. La próxima lectura para mi ya considerable numero de seguidores, (aunque la única que me honra con sus comentarios, eres tu), será el XII episodio de "Genin", y hay ya bromas las justas.
      Muchas gracias por tu amable comentario.

      Eliminar
  2. Pues la verdad es que si yo hubiera tenido..."cataplines" en una situación así, se me habrían puesto de bufanda al oír voces en ese piso.
    Magnífica la descripción del "fiambre", pero mañana que iba a hacer para comer unos sesos revueltos con huevos y ajetes...creo que cambiaré el menú después de esto.
    Y, cuidado, que no vaya a ser que alguna vez lo que se encuentre no sea unos diálogos de la tele y haya algún fiera por ahí esperando.

    Graciosa la situación, pero la verdad, yo no hubiera subido al piso. Valentía, las justas.
    ¡Chao, guerrero...!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Perlita, no por Dios no rechaces la posibilidad de disfrutar de unos buenos sesos, que tengo entendido que son un alimento de gran valor nutricional.
      Aunque reconozco que al igual que me ocurre con las criadillas, prefiero que me amputen una oreja con un serrucho oxidado, a disfrutar de su buquet.
      No te preocupes por las fieras, que para eso están los látigos.
      Gracias por tu seguimiento, un abrazo.

      Eliminar